29/5/09

Primera Charla del 2009 en LV3 con Gabriela Pesclevi


El libro, un mundo, muchos lenguajes

Algunas preguntas como puntos de partida Y posiblemente más preguntas como puntos de arribo
Entonces….
¿Qué significa pensar un libro?
¿Y qué significa pensar un libro para chicas y chicos?
¿Qué significa comprender una idea integral de libro o dicho de otra manera que implica trazar una imagen de libro como totalidad?
Una vez escribimos…. Para nosotros el contacto con el libro es como ingresar al imperio de la amistad y al reino alucinado de las posibilidades.
Y agregábamos – ya que también se necesitan devociones y pasiones para subirse a los proyectos, por ejemplo... el proyecto de hacer un libro, y un libro con las características especiales que puede tener el proyecto que Uds. Van a desarrollar.
…..Hay personas que pueden vivir sin libros y que también resisten otras intemperies; pero cuando el lazo se produce, el roce establece sus propias coordenadas y nadie puede sacarnos de lo que la situación lectura funda. Funda la complicidad de un relato que se sostiene con la ayuda de otro que lo imagina, lo proyecta, lo completa, lo interpela. Funda la confianza del intercambio y las interpretaciones divagadas en la que nacen dragones de cinco intrépidos lauchones; castillos de humildes casillas al costado del camino; princesas resplandecientes en mujeres que hacen colas para procurarse un poco de agua en tiempos de dura sequía; nenúfares que emergen de un sacón verde olvidado en un banco de plaza. Funda espacios para el silencio, para el hiato: un huequito por dónde ingresa el lector; y funda espacios para el diálogo. Espacios para los excéntricos caracteres (un diseño que recorre la totalidad) y también para las palabras que viven en el montón. (Un texto/ contenidos), pero tanto el diseño, las imágenes y las palabras que se escojan representaran el sentido que se le quiso adjudicar a modo de comunicar una idea, contagiar un espíritu, crear con los elementos que dispongamos.
En una charla que dio hace un tiempo la presidenta de los premios Andersen la señora Patricia Aldana… ella comentaba cómo los chicos que atraviesan situaciones extremas se relacionan con el libro. Y qué representan los libros para esos chicos. También allí se deslizaron preguntas sobre criterios de selección -por parte de un emprendimiento relacionado con bibliotecas ambulantes- qué libros acercarles a chicos que viven en la guerra a los que viven en medio de catástrofes. Traigo esto a cuenta ya que si bien las particularidades de los chicos del hospital son otras, es decir son dilemas individuales, dramas privados…. no dejan de ser problemas de todos, problemas dónde lo público y lo privado hablan y lo social nunca es un telón de fondo, una cáscara escenográfica sino que tiene una implicancia directa en esto de cómo pensar la salud, cómo entenderla.
Todas las prácticas artísticas devienen en estos casos- y en todos los casos...me atrevo a decir: como prácticas liberadoras y como prácticas que traen oxígeno, decíamos al principio la idea de que la lectura y la hechura de un libro habilita diálogos. Y quiero agregar algo más…. Todos los chicos y las chicas…. Al menos con los que he estado en contacto. Chicos que no tienen baños, a lo sumo conocen lo que es una letrina, chicos como nosotros que accedieron a una escolaridad y chicos de barrios privados….todos…. aman los libros. Es muy difícil encontrar a un chico que no le de alguna prestancia un Algunas preguntas como puntos de partida Y posiblemente más preguntas como puntos de arribo
Entonces….
¿Qué significa pensar un libro?
¿Y qué significa pensar un libro para chicas y chicos?
¿Qué significa comprender una idea integral de libro o dicho de otra manera que implica trazar una imagen de libro como totalidad?
Una vez escribimos…. Para nosotros el contacto con el libro es como ingresar al imperio de la amistad y al reino alucinado de las posibilidades.
Y agregábamos – ya que también se necesitan devociones y pasiones para subirse a los proyectos, por ejemplo... el proyecto de hacer un libro, y un libro con las características especiales que puede tener el proyecto que Uds. Van a desarrollar.
…..Hay personas que pueden vivir sin libros y que también resisten otras intemperies; pero cuando el lazo se produce, el roce establece sus propias coordenadas y nadie puede sacarnos de lo que la situación lectura funda. Funda la complicidad de un relato que se sostiene con la ayuda de otro que lo imagina, lo proyecta, lo completa, lo interpela. Funda la confianza del intercambio y las interpretaciones divagadas en la que nacen dragones de cinco intrépidos lauchones; castillos de humildes casillas al costado del camino; princesas resplandecientes en mujeres que hacen colas para procurarse un poco de agua en tiempos de dura sequía; nenúfares que emergen de un sacón verde olvidado en un banco de plaza. Funda espacios para el silencio, para el hiato: un huequito por dónde ingresa el lector; y funda espacios para el diálogo. Espacios para los excéntricos caracteres (un diseño que recorre la totalidad) y también para las palabras que viven en el montón. (Un texto/ contenidos), pero tanto el diseño, las imágenes y las palabras que se escojan representaran el sentido que se le quiso adjudicar a modo de comunicar una idea, contagiar un espíritu, crear con los elementos que dispongamos.
En una charla que dio hace un tiempo la presidenta de los premios Andersen la señora Patricia Aldana… ella comentaba cómo los chicos que atraviesan situaciones extremas se relacionan con el libro. Y qué representan los libros para esos chicos. También allí se deslizaron preguntas sobre criterios de selección -por parte de un emprendimiento relacionado con bibliotecas ambulantes- qué libros acercarles a chicos que viven en la guerra a los que viven en medio de catástrofes. Traigo esto a cuenta ya que si bien las particularidades de los chicos del hospital son otras, es decir son dilemas individuales, dramas privados…. no dejan de ser problemas de todos, problemas dónde lo público y lo privado hablan y lo social nunca es un telón de fondo, una cáscara escenográfica sino que tiene una implicancia directa en esto de cómo pensar la salud, cómo entenderla.
Todas las prácticas artísticas devienen en estos casos- y en todos los casos...me atrevo a decir: como prácticas liberadoras y como prácticas que traen oxígeno, decíamos al principio la idea de que la lectura y la hechura de un libro habilita diálogos. Y quiero agregar algo más…. Todos los chicos y las chicas…. Al menos con los que he estado en contacto. Chicos que no tienen baños, a lo sumo conocen lo que es una letrina, chicos como nosotros que accedieron a una escolaridad y chicos de barrios privados….todos…. aman los libros. Es muy difícil encontrar a un chico que no le de alguna prestancia un libro si se lo pone en sus manos de un modo, si se lo deja hacer con el libro y especialmente si se trata de un buen libro, de un libro que abre puertas y no las cierra. Esto también los distinguen los chicos. Y como ven como no se trata a subestimar a nadie diremos que otra premisa… lo que debemos cuestionar es el mundo adulto. Mirar y leer qué es lo que promueve el mundo adulto en relación al universo libro.
Por lo tanto…. para que los chicos y los grandes recibamos ese libro con la añoranza de quién toca el viento o se lanza de un paracaídas, o descubre una palabra nueva que luego nos persigue durante toda la semana haciéndonos cosquillas o invitándonos hacer una canción somos nosotros los que tenemos que tomarnos la libertad para imaginarlo, proyectarlo pero entendiendo que esa libertad implica criterios, elecciones, tener capacidad de búsqueda, de crítica, inquietudes, contagiarse de quiénes andan siempre yendo y viniendo con maletas, con sueños, con otras palabras a la de la tV; con nuevas y viejas imágenes, con papelitos; con la posibilidad de entender que los libros son un entramado de lenguajes y nunca uno solo por más que la apuesta sea la realización de un libro puramente visual. Detrás de esas imágenes, de la apuesta gráfica de la disposición que se haga del espacio en blanco estarán los conceptos, las ideas trazadas al inicio para llevar adelante una historia.
Sumergirnos en este mundo es fascinante y cuántos libros haya habrá lectores y todos podemos construir un imaginario en cuanto el mecanismo se enciende.
Después vendrán los escollos, sortear esto u aquello, enfrentarse a un editor que nos pida un material por encargue y nos diga que usemos el rosa porque el libro está más orientado para las nenas!!!! Vendrán los obstáculos, sin embargo, estos obstáculos no implican que nosotros nos resignemos y claudiquemos respecto a nuestra voluntad creadora sino que será incluso hasta parte de lo que nos pasa en todos los ámbitos dado que no vivimos y como ya saben no salimos de un repollo.
Un poco pensando en cosas que charlamos hoy digo… usemos todos los materiales…. Dispongamos de todas las herramientas y sino las tenemos salgamos a buscarlas, innovemos, seamos moderados, detengámonos, consultemos, aproximémonos a los libros a lo que guardan en su interior, incluso a literatura no letrada, al folklore de los pueblos, aunque también a los clásicos o a propuestas especiales que se hacen aquí o allí; hagamos una lectura de lo que ofrece el mercado y la mercantilización del libro pero por sobre todo, no abandonemos el empeño. Un empeño fascinante.

Gabriela Pesclevi

Texto con el que Gabi empezo la charla

Tal cual lo anunciamos el viernes 15 de Mayo se realizò la primera charla del año en nuestra càtedra, que llamamos "EL LIBRO, UN MUNDO, MUCHOS LENGUAJES", con la participaciòn de Gabriela Pesclevi, escritora , estudiosa de la literatura infantil, y por sobre todo , amante de ese objeto maravilloso llamado libro, que este año abordamos en la primera etapa del año.

Alumnos de la cátedra mirando la constelaciòn que desplegò Gabriela en las mesas.

Libros de tela realizados en Perù, con personajes que se despegan , " las estrellas " de todos los libros de distintas, formas , materiales y tamaños que irrumpieron en el aula.

Una charla en la que se vieron tambièn libros de profesores de la càtedra, Carolina Farìas, Adriana Morales y Carlos Pinto. Mates, libros, amigos, charlas preguntas y hasta un perro en primera fila.

No hay comentarios.: